La línea H llegará hasta Retiro con una estación en la Villa 31.

BARRIO.
Noticias.
La Ciudad modificó la traza y las otras paradas intermedias serán Facultad de Derecho y la Terminal de ómnibus. Y conectará con el resto de las líneas: unida a la C, vinculará Constitución, Once y Retiro.
Linea H.   
Compartir



Promociones
Más+

Destacadas
Más+


17/6/13

Una línea casi circular, que combine Constitución, Retiro y Once, y pueda ser usada por más de 400.000 personas cada día. El proyecto parece faraónico, pero podría concretarse en el mediano plazo. El Gobierno porteño aceptó modificar la traza futura de la línea H, que se uniría a la C en Retiro. Además, se construirían paradas en la Facultad de Derecho, la Villa 31 y la Terminal de ómnibus de Retiro.

Así lo confirmaron en SBASE, la empresa estatal porteña que administra la red. “Buscamos acercar el subte y facilitar la conexión a miles de personas”, argumentaron. En realidad, el Gobierno macrista aceptó ahora sugerencias que había hecho la oposición. El legislador Rafael Gentilli, de Proyecto Sur, impulsó la construcción de la estación Padre Mujica, en la Villa 31; mientras que la kirchnerista María José Lubertino pedía una estación en la Terminal de ómnibus. Estos acuerdos podrían facilitar el apoyo para la sanción de la ley.

Con este cambio, los pasajeros que usen la línea C podrían seguir por la H sin cambiar de tren, y viceversa. Hoy a la C la utilizan 265.000 pasajeros diarios, mientras que en la H viajan 70.000. Esta reconvertida línea C-H no sólo conectaría las tres principales terminales ferroviarias del país sino que además se combinaría con todas las otras líneas de subte.

La parada en la Facultad de Derecho beneficiaría a 15.000 personas. La estación Padre Mujica acercaría el subte a los 25.000 habitantes de la Villa 31. La terminal de buses aportaría otros 34.000 pasajeros. Y si se suma la gente que trabaja en el puerto o en los tribunales de Comodoro Py, esta conexión terminaría sumando a la red a unas 100.000 personas.

La historia de los cambios tiene varios capítulos. La ley N° 371 establece que la H debía tener una estación en Recoleta, otra en 9 de Julio y Libertador, y terminar en Retiro. A estas se suman las tres que ya están en construcción: Córdoba, Santa Fe y Las Heras.

El problema surgió con la estación de la Recoleta. La ley marcaba que debía estar debajo del espacio verde que realmente se llama Plaza Francia, la que queda frente al museo de Bellas Artes. Pero SBASE, por motivos técnicos, eligió la plaza Alvear, cruzando Pueyrredón. Cuando comenzó la obra, toda la barranca donde habitualmente se ubica la feria de artesanías quedó tapiada. Entonces, la ONG Basta de Demoler consiguió un amparo judicial que frenó la obra, porque decían que se dañaba el histórico arbolado de ese espacio verde.

Tras un parate de un año, la Justicia rehabilitó los trabajos. Pero en ese lapso la Ciudad se había hecho cargo del subte y tenía otras prioridades. Por eso decidió suspender la obra y pedirle a la Legislatura que eligiera una nueva ubicación para la polémica estación.

Luego de algunas charlas con legisladores opositores, ahora se acordó ubicarla a un costado de Derecho, en el ingreso al Centro Municipal de Exposiciones. Después la Ciudad aceptó también las otras estaciones.

Claro que para ver concretada esta nueva megalínea habrá que esperar un poco. Por lo pronto, SBASE recién terminará de construir las tres estaciones de la H en marcha en 2015, y para 2017 se inaugurarían las de Sáenz y Pompeya, hacia el sur.

Para adelante, y sin fecha estimada, quedarán tres líneas más para construir. La F irá de Constitución a Plaza Italia por Garay, Entre Ríos / Callao y Las Heras; la G unirá Retiro y el Cid Campeador por Santa Fe, Córdoba y Estado de Israel. Finalmente, la I correría desde Parque Chacabuco hasta Plaza Italia por debajo de Emilio Mitre, Rojas, Honorio Pueyrredón y Scalabrini Ortíz.



Más+

.